Etiquetas

, , , , , ,

Perú tiene un presidente
con un sombrero imponente,
las ideas troppo al dente,
y el discurso de un demente
que se las da de valiente.

Como hombre es pequeño,
más parece el estrambote
de un rijoso extremeño,
y de una tonta del bote
que lo tomó por limeño.

Y el pobre es tan majadero
que le llamaron Castillo,
por no llamarle Montero,
que sería lo más sencillo
para indicar que es un cero.

No abortéis si el feto es huero,
que puede ser presidente
o ministra por su fuero.

la glamourose cabra